lunes, 13 de julio de 2015

Adiós

Dedicado a una persona muy especial. Porque aunque me cambiaste por otra, siempre serás mi Hazel.

Sigo aquí.
Estoy en silencio.
Quizás me estoy muriendo.
Óyeme. Estoy aquí.

Recuerdo los primeros días.
Recuerdo lo sola que estaba al final de la noche.
Recuerdo el sonido de un coche
y recuerdo lo feliz que me sentía.

¿Dónde estás ahora?
Ahora que estoy muriendo.
Ahora que mi mente se está perdiendo.
Prometiste que estarías a mi lado en esta hora.

Adiós, mejor amiga.
Adiós, quizás para siempre.
Adiós, tal vez no para siempre.
Adiós, luz del día.

Recuerdo la vez que nos conocimos.
¿Lo recuerdas también?
Me sentía bien.
Luego llegaste tú y una canción compusimos.

Una canción que empezó feliz.
Un rayo de sol y uno de luna.
La sensación de que éramos una.
No la olvidaré nunca, no olvidaré cuando fui feliz.

Adiós.
Solo eso puedo decirte ahora.
Porque me cansé de ti y de tu mente loca.
Me cansé de todo, me harté de rogar a Dios.

Y ahora te veo al otro lado de la calle
y tú te estás riendo.
Y yo no hago otra cosa que verte, en silencio.
Y rompo a llorar porque me has abandonado, y es momento de callarme.

Estoy harta de llorar.
Estoy harta de debilidad.
Porque ya no quiero luchar.
Ya no quiero fingir que nada está por pasar.

Y ya no me reconoces.
No sabes ni quién soy.
No sabes en lo que me he convertido ni lo que ahora soy.
No sabes nada, porque ya no me conoces.

Y yo no te conozco a ti.
Porque estoy cansada.
Quiero sentirme querida.
Yo solo quería sentirme así.

Adiós, querida amiga.
Adiós, hermana.
Solo te pido que seas feliz con otra chica.
Que seas feliz, aunque ya no seas mi santa.

Te quiero mucho, a pesar de todo.
Te hubiera seguido a cualquier parte.
Y ahora ya no puedo salvarte.
No detendré tu caída de cualquier modo.

Ya no eres mi familia
pero te seguiré amando.
Y gracias, gracias por no haberme cambiado
aunque sea hace tiempo, querida amiga.

Gracias por salvar mi vida.
Gracias por enseñarme el mundo como es.
Y gracias por ser parte de mi ser.
Gracias por ser mi amiga.

Querida hermana,
gracias por amarme.
Y gracias por salvarme.
Gracias por darme tu alma.

Adiós, luz del día.
Adiós y gracias por todo.
Adiós y gracias por todo.
Adiós, luz del día.

Jane Luna.

8 comentarios:

  1. Diooos! Chío, hiciste un gran trabajo, en serio lo amé... Creo que es el mejor que has hecho...
    Guau, te superaste, casi me haces llorar, está muy bien hecho, las rimas, las metáforas, todo, todo, todo.
    Amé sobre todo el último párrafo, muchas felicidades.
    Por cierto, publiqué una reseña de Paper Towns en mi blog: http://ellarchoquerobabalibro.blogspot.mx/2015/07/libro-resena-4-ciudades-de-papel-john.html
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Diego! No me esforcé demasiado haciéndolo, simplemente necesitaba plasmar cómo me sentía en ese momento (y me sigo sintiendo).

      Me alegra que te haya gustado tanto. :D Yo lloré dos veces mientras lo escribía. Puse un pedacito de mi corazón en cada frase.

      Enseguida la leo. ;)

      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Oh que bello te quedo y lo siento también por haber perdido a esa persona.
    Es una pena, bueno creo que a todos nos pasó o nos pasara alguna vez, incluso fui 'mejor amiga' de gente que hoy en día ni nos saludamos. Pero por suerte ya no me importa.

    Besos~

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. ^^
      Bueno, como dicen en Las Ventajas de Ser Invisible "las cosas cambian, los amigos se van y la vida no se detiene para nadie". Pero, como también dicen en Bajo la misma estrella, "el dolor demanda ser sentido", así que quise despedirme y aplicar un poco de bálsamo a mis heridas descargándome en este poema. ^^

      ¡Besos~!

      Eliminar
  3. Ay Chio, acabo de leer tu escrito y me siento triste por ello, yo también a veces me he despedido de personas geniales que nunca más nos hemos vuelto a hablar y temo hacerlo por la fijación del pasado. La amistad para mí vale mucho y despedirme para siempre de un amigo me es igual que verlo morir.
    Me ha gustado mucho, espero que pronto por acá vea más escritos tuyos.
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dejar atrás a amigos que pensaste que siempre estarían a tu lado es doloroso. Es como si una parte de ti muriera junto con tu pasado y tus recuerdos con ese amigo. Pero al final siempre llegan más, y algunos se quedarán contigo por siempre y esas heridas acaban sanando. ^^
      Me alegra que te haya gustado. :D

      ¡Saludos!

      Eliminar
  4. Que bonito... y siento la perdida de esa persona. Yo creo que a todos nos ha pasado alguna vez.
    Yo también formo parte de la iniciativa seamos seguidores y ya te sigo. Me gusta mucho tu blog :) Te dejo el enlace del mio por si te quieres pasar. http://mitardejuntoaunlibro.blogspot.com.es/
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. :)
      Sí, yo opino lo mismo. Lamentablemente es algo muy frecuente, pero eso no le quita lo triste.
      Ya me suscribí a tu blog. ^^

      ¡Saludos!

      Eliminar