miércoles, 20 de enero de 2016

En la Avenida Amesfort

Allá en la Avenida Amesfort
por el norte de Londres
dicen que vive gente muy extraña

Cuentan las malas lenguas
que la mujer rubia de la casa amarilla
perdió el ojo en una discusión
y que desde entonces vive con gatos
para que le quiten el otro

El viejo de la esquina toca el saxofón
y los niños se divierten lanzando piedras
Todo el mundo tiene autos rojos
Y suelen pisar a los gatos

No hay perros en este vecindario
porque la pareja recién casada los envenena
Dicen que los señores Patterson se fueron
porque el cuerpo de su Beauceron apareció sin vida en el patio

Hay una mujer que usa gafas enormes y vestido de flor
a la que le gusta mucho tocar la guitarra
La mujer chismosa de la casa azul claro
dice que se casará con un profesor

Hay ranas en los botes de basura
que pertenecen al pequeño George
Sophie es alérgica a la ranas
y todo el tiempo va con la nariz tapada

Los padres se reúnen todos los sábados
para ir a quejarse al colegio
de la mala educación de sus hijos
y del poco esfuerzo que ponen en sus estudios

Dicen que los señores Clark tienen un lagarto
y que la señora Clark está pensando en regalarlo
La señora Stevenson lo quiere para alimentar a su perro
que está falto de alimento

Cuentan que en la Avenida Amesfort casi nunca llueve
y que hay un hombre que se despierta muy temprano
y toma café en la terraza de su mansión
y no protesta cuando los niños le tiran piedras a su casa

Dicen que un día una familia se compró un auto azul
y dos semanas después se mudaron del barrio
También dicen que la mujer del pelo verde lima fuma
siempre acompañada de una taza de refresco mezclado con miel

Nadie usa bicicletas
ni siquiera los niños
No les gustan las visitas
y suelen echarlas antes de que lleguen

Hay un viejo gato gris
que vive en una caja del callejón
Cada vez que un transeúte pasa
le lanza un arañazo y un gruñido

Hay un niño pelirrojo que entrega los periódicos cada mañana
y no se lo entrega a ningún otro barrio
Luego explora los basureros y colecciona los papeles
que siempre termina encontrando

Hay un profesor de universidad
que nunca reprueba a sus alumnos
Ni siquiera revisa sus exámenes
sino que les pone el diez directamente

Hay una mujer muy bronceada
que vive en un café
Cada mañana abre el café
y se pueden ver pelitos en las axilas

La señora Mason es gorda y tiene tres hijos
Su marido era militar y murió en el ejército
Como los de casi todas sus amigas
Cada sábado organiza fiestas y chismean rodeadas de vino

Cada mañana los gatos maúllan
y despiertan a los vecinos
Entonces el señor Peter agarra a uno
y lo lanza por la ventana

Y luego pasan los transeútes
y miran a la Avenida
Ven a la gente despertarse
poco a poco retornando a sus actividades

Ven a la mujer de gafas enormes
que está tocando la guitarra en el techo
Y ven a la señora Mason
asomada a la ventana

Ven al señor Peter
buscado más gatos
Y al profesor de universidad
entrar al café de la mujer bronceada

Ven al niño pelirrojo
corriendo por la calle
y ven al gato gris
dormitando en la acera

Las casas se ven negras
por el efecto de la luz
y esos transeútes piensan
"¡Qué extraña es la gente de la Avenida Amesfort!"

2 comentarios:

  1. ¡ME ENCANTA! Es muy graciosa e interesante jajaja, me gustó mucho como te quedó. ¡Felicidades!

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué divertido! Al principio creí que sólo lo estabas posteando, no que lo habías escrito. Pero es muy, muy chulo. Enhorabuena! :D

    ResponderEliminar